Ashnikko – Demidevil

Escrito por el 18 enero, 2021

ashnikko demidevil

¿Odias al género masculino? Te presentamos a tu nueva artista favorita: Ashnikko

Ashnikko comenzó a ganar repercusión el año pasado especialmente por tratarse de una rara avis dentro del pop que venía a ocupar un hueco todavía vacío dentro de la música. No fue hasta que Mad Cool Festival anunció su presencia en la edición 2020 (se mantiene para 2021) que muchos en España que llegamos a conocer la loca personalidad de la cantante, pero el tiempo ha revelado que no se trata solo de una rareza foránea, sino probablemente de una artista que disfrutará de mucha repercusión durante los próximos años. Habiendo publicado en 2019 su EP Hi, It’s Me, Ashnikko aparece con su primer álbum de estudio: titulado Demidevil, el proyecto sirve de presentación de todo lo que la vocalista pretende presentar.

Fuertemente basada en un discurso en contra del hombre prototipo, el empoderamiento y fortaleza de la mujer que presenta se basa en la sexualidad como uno de sus grandes poderes. La realidad es que pocas veces hemos visto un apartado lírico tan agresivo contra el género masculino, algo que podemos ver en las infinitas referencias que Ashnikko hace a ello. Nos servirá con poner dos ejemplos de sus letras: “There’s not a man on earth that I’ll trust” en Little Boy (No hay un hombre en la tierra en el que confiaría) o Cisgender heterosexual men / I’m bored, I’m bored, I’m so damn bored of you en Critoris! The Musical (Hombre cisheterosexual / Estoy aburrida, estoy aburrida, estoy tremendamente aburrida de ti).

No has leído mal, en Drunk With My Friends comienza diciendo “Pussy Pussy my religion” (Coño coño mi religión). Ambientado todo en un estilo glitchy de pop, Ashnikko suelta su ideario y seguramente por ello mismo capta la atención de un buen grupo de individuos, incluso la nuestra por el irreverente discurso lleno, en definitiva, de odio. Seguramente merecido, pues la cantante se basa en sus experiencias para componer su proyecto, como en el caso de Little Boy, donde se dirige directamente a hombres de la industria musical que tratan de manera condescendiente e infravaloran a las mujeres. Hablamos de una referencia directa, pues ella solía ser llamada “little girl” en el pasado.

Detrás de todo este discurso, encontramos una producción bastante cuidada en la que se nota el apoyo de una industria por su proyecto. Desde la colaboración de artistas como Grimes, Princess Nokia o Kelis, hasta el trabajo de producción realizado para la canción con más proyección del álbum, Deal With It (con la mencionada Kelis). Hasta cuatro productores y ocho personas en la escritura, incluyendo al siempre relevante Pharrell Williams, que si está presente aquí será porque ve algo jugoso en el trabajo de Ashton.

La realidad es que Ashnikko presenta mucho más en su estilo: desde la cultura anime y hentai hasta iconos de la música millenial americana que la vocalista ha vivido en primera persona. Mencionando en varias ocasiones a Britney Spears, también aparecen referencias a Cristina Milian, Nelly o Clover y los The Toros. Pero si tenemos que mencionar una referencia definitiva a la música de los 2000 en Demidevil, esa es L8r Boi, versión del casi clásico Sk8er Boi de Avril Lavigne, referencia indiscutible de incontables jóvenes de la época. En la revisión de Ashnikko, por supuesto modifica la letra para una visión extremadamente más empoderada de la mujer, que ajena a perspectivas, acierta por completo.

Si comparamos ambas versiones, mientras Avril dice lo siguiente en su versión: “He was a skater boy, she said, “See you later, boy” / He wasn’t good enough for her / Now he’s a superstar slammin’ on his guitar / Does your pretty face see what he’s worth?”; Ashton propone: “He was a skater boy / She said, “See you later, boy” / He wasn’t good enough for her / She’s not a therapist, don’t wanna take care of him / She’s an independent girl (Hey)”.

Ashnikko se muestra mucho más precisa y acertada en su discurso cuando hace justicia en vez de cuando simplemente expulsa odio por la boca. Ella misma quizás hace una referencia a ello en Good While It Lasted, en la que dice “Forgive me for the nasty things that I say when I’m wounded / Now that I can think rationally, I feel so stupid” y revela que, en cierta manera y como todo, se trata de un papel. El mensaje era demasiado serio y sincero para cerrar el álbum con él, por ello incluye la ya mencionada Clitoris! The Musical para avisar que, por mucho que sea consciente, esa es su visión y su cultura.

Demidevil es una atrevida pieza que se ve en general eclipsada por su apartado lírico, pero que cuenta con varios puntos destacados a lo largo de un proyecto que permanece con Daisy y Deal With It como sus dos grandes estandartes. Deseando que llegue el momento de verla en directo, Ashnikko sigue creciendo para ocupar un trono que ella misma ha creado.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista