Avicii – True

Escrito por el 19 abril, 2020

true gold

Se cumplen dos años del fallecimiento de la estrella de la música electrónica Avicii y para recordar su carrera hemos decidido hacer una review GOLD del álbum más exitoso de su carrera, True.

Al igual que el año pasado le dedicamos también una review GOLD a su segundo álbum, Stories, se trata de recordar proyectos que trascendieron significativamente dentro de su género o supusieron un cambio en la carrera del artista. No cabe ninguna duda de que True fue un álbum histórico, un proyecto que marcó por completo el futuro de Tim Bergling y de la música electrónica popular.

En una realmente corta pero muy prolífica carrera, Avicii demostró una maestría para la producción musical que dejaba simplemente fascinados a todos los artistas que colaboraban con él (que no eran pocos). Fueron años de celebración para el artista sueco y todo auguraba un gran futuro, habiendo conseguido crear varios himnos del género como Levels o Silhouettes. Sin embargo, Tim no se iba a conformar con eso y su inquieta alma le llevó a probar nuevas cosas con su música y reimaginar cómo podía ser la música electrónica. Su emoción era tal que en apenas cuestión de dos meses consiguió componer todo el álbum, de principio a fin (un espacio de tiempo que jamás sería capaz de volver a cumplir, al igual que nunca fue capaz de disfrutar de la misma manera produciendo).

El jovencísimo artista había recibido mucha influencia musical de sus hermanos y algo en él le llevaría a experimentar una mezcla entre el country y la electrónica que nadie se podría haber imaginado que iba a ser tan exitoso. Incluso en marzo de 2013 Avicii presentó en el destacado Ultra Music Festival de Miami algunas de las canciones que iban a pertenecer a este nuevo álbum, fundamentalmente haciendo la premier de ese histórico Wake Me Up junto a Aloe Blacc, y nos dejó unas declaraciones que formarán parte de manera incuestionable del proyecto en las que confesaba que “a pesar de que había sentido que el público no había terminado de conectar con su nueva música, confiaba en este cambio de tendencia y pronto la gente comprendería el camino que había tomado”.

Resulta sorprendente ver la confianza del artista en la música que estaba haciendo y refleja la pasión que éste sentía por lo que hacía día a día. Seguramente el resto es historia, el lanzamiento de Wake Me Up se convirtió en una revolución para el artista, convirtiéndose en su canción más recordada y en un game changer dentro de la industria. Sin embargo, junto con esta canción vinieron otras cuantas de éxito y calidad como Hey Brother, Addicted To You o You Make Me. Grandes producciones que certificaban que estábamos ante un álbum sobresaliente y uno de los proyectos que se recordarían durante décadas dentro del género.

En True, Tim Bergling se muestra completamente virtuoso en composiciones como Shame On Me, donde la voz de Audra Mae demuestra una vez más su calidad a través de una pieza divertida, enérgica y con un toque de R&B acelerado. Avicii comienza a relacionarse con otros géneros sin abandonar, sin embargo, su origen electrónico. En excelentes canciones como Dear Boy encontramos hasta un minuto completo de introducción instrumental diseñada para el trabajo en las mesas de DJ, un estilo electrónico al que regresó recurrentemente antes de abandonar los platos en 2016.

Si una era la maestría del artista sueco, esa ha sido la de las melodías y seguramente eso ha venido de la mano de contar con un manejo impresionante del piano, un elemento que siempre ha estado en su música de una u otra manera. En Liar Liar el puente se fundamenta en un piano clásico que con la delgada presión de la última nota da el disparo de salida de un mucho más electrónico sintetizador que prueba con melodías mucho más avanzadas para lo que se estaba haciendo dentro del género, además de permitirse el lujo de darle un toque desordenado e improvisativo en el estribillo instrumental. Un estilo que se disfruta en varias de las piezas, como en Lay Me Down con una guitarra simplemente espléndida.

El artista sacó toda su artillería en un álbum que hasta tiene una pieza electrónica instrumental de más de 7 minutos, Canyons, que en buena parte siempre ha sido bastante despreciada y desatendida por no ser especialmente destacable. La llegada al pop hizo, como en todos los casos, que buena parte de la música de este gran álbum quedara relegada a un segundo plano y así sucedió con temas como All You Need Is Love, una canción que recuerda más a temas como Seek Bromance y piezas del estilo que Avicii llevaba a cabo justo antes de lanzar el álbum.

El carácter prolífico siempre ha marcado su carrera y solo los verdaderos amantes del artista conocen todos los secretos de True, entre los que destacan dos “bonus track” que serían prácticamente inaccesibles de no ser por usuarios de YouTube que resuben las canciones. Temas como Always On The Run y Long Road To Hell (especialmente destacada ésta) muestran más y más para los insaciables de las virtudes de Tim. Canciones que siguen sorprendiendo por mostrar un estilo único y completamente personal a la par que diferente en cada una de las piezas.

Mucho antes de que Avicii comenzara a plasmar sus sentimientos más atormentados dentro de su música, descubrimos temas como Hope There’s Someone, una oscurísima pieza que deja con los pelos de punta por la intensidad que transmite y la imagen abstracta que dibuja a través de una vocal desgarrada y descorazonadora.

Si conoces bien el álbum, seguramente reescucharlo a día de hoy no te aporte nada especialmente particular, no encontramos las complicaciones y la profundidad de sentimientos que posteriormente mostraría. Se trata de un proyecto completamente festivo y exhibitivo que muestra los mejores años de la vida de Tim Bergling. Sin embargo, eso no debe hacer que desistas de hacerlo, pues siempre defenderemos que la música es el legado imperecedero que el artista siempre nos dejará y categorizamos de lujo poder disfrutar de esta pieza.

En el caso de que no conozcas bien True, te recomendamos que le des una oportunidad de principio a fin con los oídos bien abiertos y trates de descubrir qué sentimientos te transmiten estas canciones. En nuestro caso, siempre permanecerá ese triste sentimiento de creer que todavía quedaba demasiado por disfrutar de un talento como el suyo. Una exigencia y presión que tarde o temprano acabaría haciendo mella sobre su frágil alma. Parafraseándole: “shame on me for loving you”.

Lee la review GOLD de Avicii – Stories

Etiquetado como:

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist