Crónica: Indigo Drone en Moby Dick Club (streaming)

Escrito por el 30 mayo, 2020

Comentamos nuestras sensaciones del primer concierto en streaming de pago de Moby Dick Club

Había ganas de volver a vivir la música, todavía las hay. Moby Dick Club ayer se convirtió en la primera sala de España en acoger el formato de show híbrido aunando un concierto presencial con la retransmisión en directo para poder cumplir con las restricciones actuales de la fase 1 y llegar a nuevos públicos. El grupo Indigo Drone fueron los que pusieron la música en este primer concierto del que tenemos mucho que decir. Lógicamente, nuestro comentario irá más dirigido a comentar la experiencia online que a juzgar la intervención del grupo, aunque no nos olvidaremos de nada.

La plataforma de DigitalFep estaba abierta 15 minutos antes del comienzo del concierto. Al entrar, una cuenta atrás iba marcando cuánto quedaba para el show. A la derecha, un chat por el que aprovechamos para saludar, nos responden, ¡esto puede ser divertido! Finalizada esta cuenta atrás, la retransmisión no se demora ni un segundo y nos traslada directamente a la sala madrileña, en la que un miembro del equipo de Moby Dick nos da la bienvenida y celebra que por fin podemos disfrutar de nuevo de conciertos, la realidad es que los espacios de eventos han sido de los más damnificados durante este tiempo.

Después de esta presentación, Indigo Drone no se hizo esperar y comenzó a tocar su repertorio. ¿Nuestra primera impresión? Qué sonido tan genial para ser un formato en streaming. Evidentemente disponíamos de un equipo sonoro de buen nivel, porque nada dice que no puedas disfrutar del show desde tu móvil, pero quizás (y solo quizás) no sería tan interesante. La realidad es que la retransmisión de un show en directo con buena calidad y sin fallos no es algo tan sencillo, sobre todo teniendo en cuenta que era el primer show de este tipo, y DigitalFep reivindicó con su buena gestión la formalidad de su propuesta y su capacidad.

La interpretación de Indigo Drone nos pareció en muchos sentidos excelente. Este grupo internacional apunta a sonar como el indie que muchos reconocemos, con técnicas que nos recordaron a gente como Arctic Monkeys o Interpol. Sin embargo, según avanza su interpretación uno va descubriendo que, por muchas influencias que trabajen, tienen un estilo propio y definido en el que caben desde distorsiones con eco de guitarras a ukeleles. Nos dio la sensación de que el cantante comenzó un poco frío el show, pero muy pronto entró en armonía con el grupo y exhibieron una gran versión.

No era realmente fácil, la sala en la que estaban interpretando tenía como mucho 30 personas separadas entre sí. La primera fila correspondía únicamente a cuatro periodistas acreditados que estarían mirando el show como los jurados de la voz. Esta perspectiva puede ser francamente intimidante para cualquier grupo, pero Indigo Drone tenía claro que había venido al show para soltar toda su energía y pasarlo en grande. Seguramente gracias en parte al ánimo de un batería extremadamente enérgico, desde casa podíamos escuchar como los asistentes aplaudían y vitoreaban con toda la pasión que podían.

Mientras tanto nosotros disfrutábamos de las canciones, subíamos un storie, respondíamos un whatsapp… La realidad es que no es estar en un show en directo. No nos gusta decirlo, pero sala y grupo acertaron reduciendo la duración del concierto, porque todos somos conscientes de que nuestra atención delante de una pantalla es relativa y habitualmente bastante poco duradera.

Llevamos años disfrutando de las retransmisiones en directo de festivales como Ultra Music Festival, Coachella o Tomorrowland Festival, eventos que si o si requieren de retransmisión en directo para llegar a un público mundial, y la realidad es que el trabajo para conseguir que este formato llegue a popularizarse es tan extremadamente complejo que… no sabemos exactamente qué puede pasar. Leyendo la barra de comentarios veíamos como había gente conectada desde Bilbao, México… evidentemente algo sin precedentes sobre todo para salas.

Este formato en streaming brinda la oportunidad a muchos de llegar a donde no pueden, pero no resuena como una alternativa sólida para todos aquellos que sí pueden. Los problemas son muchos, si una banda puede hacer un show en streaming que se vea en todo el mundo, ¿qué necesidad tiene de girar por distintos países? Y, ¿qué hacemos cuando en YouTube podemos encontrar millones de horas de contenido de entretenimiento gratuito que a efectos reales compiten con este formato? Son preguntas lanzadas al aire, porque es de encontrar una respuesta para ellas de lo que depende este nuevo formato.

La situación actual en ningún sentido ha sido completamente negativa, nos exige a agudizar el ingenio y no dar por supuesto nuestras posibilidades. El show en streaming era algo a lo que solo alcanzaban los grandes eventos y este momento está dando la posibilidad de desarrollar y alcanzar posibilidades que no nos habíamos planteado. Napster llegó como el gran destructor de la industria musical, para que finalmente se convirtiera en la mayor liberalización de la música de la historia, las plataformas de streaming son un hito histórico para los oyentes que ya consideramos indispensable.

Habrá que seguir trabajando arduamente en el formato, hoy toca disfrutar de Los Punsetes también en streaming. Al menos podemos afirmar una cosa: nos lo pasamos realmente bien.

Crónica de Los Punsetes en Moby Dick Club en Streaming

Entrevista a Los Punsetes sobre su show en Moby Dick Club y los conciertos en streaming


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Title

Artist