Crónica: Sen Senra en Nuevo Teatro Alcalá

Escrito por el 19 diciembre, 2020

Una noche histórica con Sen Senra de protagonista

(Esta crónica ha sido compuesta a partir de la experiencia en el Nuevo Teatro Alcalá el viernes 18 de diciembre, primero de los tres shows de Sen Senra en este teatro de Madrid)

Para muchos era la primera vez en meses que iban a ver un concierto y para nosotros, a pesar de que lo hemos intentado de todas las maneras (crónicas), la emoción de revivir la experiencia de la música en directo seguía intacta. Sen Senra ha sorprendido a muchos este año con su álbum Sensaciones (2020) y los primeros sencillos de un EP que parecen la constatación definitiva del artista gallego. Los shows lo confirman, hasta tres fechas vendidas por completo en el Nuevo Teatro de Alcalá que, aunque somos conscientes de que la cantidad de público es inferior, revela que las ganas que había de vivir el show en directo de Sen Senra eran mayores que cualquier dificultad que pudiera aparecer.

Un acto valiente también por parte del artista en una época en la que miles de conciertos se están aplazando y cancelando por la escasez de garantías. Sin embargo, en el momento en el que se apagaron las luces, todos los presentes sabíamos que estábamos formando parte de algo esencial, de algo mucho mayor. Se podría decir que éramos “la resistencia”, los que nos negamos a dejar de disfrutar de la música en directo. Algo que trasciende a Sen Senra, y es que el aplauso y la ovación que el Nuevo Teatro Alcalá vivió era algo más que celebrar el poder ver al gallego en acción, era un mensaje conjunto de ánimo y de que no cabe ninguna duda: volveremos a las salas y a los conciertos con más ganas que nunca.

Sen Senra salió entre la tremenda ovación con una particular toalla sobre la cabeza dispuesto a tocar el repertorio de este 2020. Sus proyectos anteriores, The Art Of Self-Pressure (2017) y Permanent Vacation (2015) han sido lógicamente borrados del mapa en un acto comprensible de un artista que, después de tanto tiempo, finalmente ha encontrado su lugar y apunta a lo más alto del panorama nacional.

Comenzando con Nos Dará Alas, cada canción nos llenaba más por dentro. No solo por el contexto, sino por una actuación cuidada con tres músicos de apoyo que ofrecían una interpretación completa de las canciones del artista. Los ritmos de R&B resonaban en el teatro con las potentes guitarras eléctricas interpretadas por Christian Senra y su voz filtrada que en ese falsetto tan característico nos fue impresionando cada vez más y más.

Una técnica que no carece de complejidades y que por ello no dio tregua al cantante, obligándole a repetir el inicio de Perfecto, su canción más popular en estos momentos. Sin embargo, a pesar de este y algunos otros detalles minúsculos, sorprendió el excelente trabajo del artista jugando con los distintos registros vocales y haciendo uso del playback solo para los coros.

Hubo tiempo hasta para disfrutar de un sonido más soulero, con un solo de batería impresionante que dió comienzo a su canción Un Puñao de Sensaciones. A lo largo de una hora, el show de Sen Senra nos ofreció variedad, diversión, intensidad y nos dejó con demasiadas ganas de bailar. Hacíamos lo que podíamos desde nuestros asientos y, por lo menos, tenemos claro que nuestra emoción le llegaba a Christian, que en ciertos momentos daba la sensación de mirar con asombro lo que su música ha conseguido.

Porque quizás no era el público más grande, pero el teatro se asombraba con cada canto, cada aplauso, cada grito inesperado que salió desde lo más profundo de las gargantas de un público increíble. Es algo que solo entenderán los que estuvieron: hubo gente que salió del show a punto de llorar por una experiencia que en muchos sentidos fue… simplemente única.

No todo fue perfecto, la iluminación dejaba bastante que desear en general y los palcos se excedieron en emoción, levantándose y hasta algunos quitándose la mascarilla (por suerte escasos). Es normal que estuviéramos eufóricos y a todos nos gustaría poder vivirlo sin distanciamiento social, pero si queremos seguir disfrutando de estos espectáculos por el momento, respetar las normas debe ser lo primero. Mal punto para la organizadora del evento y el teatro, que no tuvo el atrevimiento de decir nada a estas personas y prefirió mirar hacia otro lado.

Con todo ello, Sen Senra fue el protagonista de una noche que quedará grabada en nuestra memoria por años. El momento para muchos de regresar a un show en directo, pero sobre todo, el momento de revivir la intensa emoción ser una única voz compartiendo una pasión común.

Crónicas de conciertos


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista